Consejos de traumatología para quienes se inician en el gimnasio

Rate this post

ginmasioTodos aquellos que hayan comenzado a realizar actividad física con regularidad en algún momento se verán tentados con inscribirse en un gimnasio. Ya sea para conseguir mejores resultados o conocer nuevas técnicas, una mala experiencia en el centro de entrenamiento puede hacer que no quieras regresar.

Para los primeros días lo recomendable es dejar pasar un período entre sesiones, llegando a un número de dos o tres días de rutina por semana. Esto alivianará tus tendones y músculos, posiblemente hinchados tras los ejercicios. Además, es útil hidratarse bien y haber comido una hora antes.

A su vez, debes calentar 30 segundos antes de subirse a una máquina. Lo ideal es hacer movimientos de estiramiento. Luego, pasar a un ejercicio aeróbicos como bicicleta estática o un trote lento, antes de ir por una rutina con peso. Esto encenderá tus músculos y los tendrá activos.

Algunos consejos

Y si ya te decidiste a iniciar un plan de entrenamiento moderado o intenso en el gimnasio, presta atención a estos consejos específicos de traumatología. Con este conocimiento en mente, mucha paciencia y voluntad para cambiar positivamente tu físico, seguramente experimentarás el mejor de los éxitos al hacer ejercicio.

1. Modifica tus hábitos alimenticios. Debes cambiar todo aquello que te hace ganar peso y te resta energía: reemplaza el pan, las frituras y refrescos, por frutas, verduras y carnes magras. Los entrenamientos en el gimnasio exigen que te nutras de la mejor forma posible para que evites calambres y tu cuerpo aproveche las vitaminas, minerales, proteínas, grasas saludables y carbohidratos que estos alimentos te ofrecen.

2. Consulta con un médico antes de iniciar. Sin importar la edad que tengas, los expertos en traumatología te aconsejan acudir con un doctor de confianza para asegurar no tengas ninguna lesión u otra condición que pueda ponerte en riesgo al acudir al gimnasio. Una vez que tengas luz verde para iniciar tu rutina, lo harás con total confianza y sin preocupaciones.

3. Hidratación adecuada. El ejercicio te exigirá que bebas suficiente agua antes, durante y después de tu sesión. En promedio se recomienda ingerir dos litros diarios. También puedes optar por beber bebidas isotónicas para deportistas que te ayuden a reponer los electrolitos y minerales perdidos al sudar. Lo mejor de todo es que el sabor de estas últimas suele ser bastante agradable y puedes alternar su consumo con el agua que tomas.

4. Recuerda calentar los músculos adecuadamente. No cometas el error de llegar al gym e inmediatamente levantar pesas, por ejemplo. Tu cuerpo necesita unos diez minutos de calentamiento previo como mínimo. Puedes realizar estiramientos suaves, bicicleta a ritmo moderado o yoga, entre otras opciones. Esto te ayudará a prevenir lesiones, y al mismo tiempo lograr dar lo mejor de ti durante el entrenamiento posterior.

5. ¿Te gustan los masajes? Seguramente tu respuesta fue afirmativa, así que acude con un buen masajista especialista en terapias deportivas. Cada sesión te ayuda a disminuir el dolor, contribuye a la sana recuperación de tu sistema locomotor y relaja tu cuerpo y mente.

En resumen, sigue al pie de la letra estas recomendaciones de traumatología, con seguridad serán de gran ayuda para para lograr tus objetivos de salud.

, ,

Comments are closed.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes