¿Cómo la olfatometría ayuda a nuestra salud?

Rate this post

 

La medición de olores es un campo relativamente nuevo en la actualidad. Y es que el tema de los olores se ha vuelto algo complejo, por toda la cantidad de contaminantes que se pueden encontrar hoy en día.

Pero, ¿qué sabemos acerca de esto? Pues lo primero que hay que despejar es que la olfatometría es una técnica sensorial de medición de olores, que se utiliza para determinar el grado de molestia que pueden ocasionar ciertos olores a la población.

Esto se hace especialmente útil para personas de avanzada edad o menores, que son más sensibles a los cambios de temperatura y por ende, en invierno son propensos a contraer enfermedades de tipo respiratorias, que se ven potenciadas o son provocadas por los malos olores y material particulado en el ambiente.

Olfatometría y medición de olores en el tiempo

Durante las décadas de 1980 y 1990 en varias ciudades de Europa sus gobernantes empezaron a preocuparse por la calidad del aire que respiraban sus habitantes. En dicho período, se observó que los malos olores que se generaban en sus ciudades provocaban malestares en la salud de la población como dolores de cabeza, molestias respiratorias y alteraciones psicológicas. Debido a estas investigaciones es que las ciudades se percataron de que los malos olores afectan al bienestar y a la calidad de vida de las personas.

Con el paso del tiempo, cada país ha adoptado una norma de estandarización  de olores para así poder proteger la salud de los ciudadanos. Así fue como en Francia, Alemania y Holanda adoptó medidas que se fueron adaptando en otras latitudes, tema que fue derivando a otros continentes y Chile es uno de ellos.

Debido a la unión e investigación de estos países, es que desde 2004 está vigente la Norma UNE-EN 13725 “Calidad del aire. Determinación de la concentración de olor por olfatometría dinámica”, que permite abordar los problemas de contaminación ambiental por olores y recolectar muestras, cuantificar la concentración de olores y calcular la emisión de los focos.

La medición de olores, en conjunto con la olfatometría, es un servicio que cada día se expande más y que se enfoca en la salud de las personas, que es lo primordial en estos casos.

De hecho, gracias a este estudio de olores, es posible detectar alteraciones en la percepción de estos de carácter cuantitativo o cualitativo; esto se vuelve especialmente útil en el caso de las empresas del sector industrial, que constantemente despiden olores que pueden ser molestos para la población.

 

 

,

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes