En qué consiste la mamografía bilateral

Rate this post

El cáncer de mama alcanza a millones de mujeres en todo el planeta. Por esta razón alertar y fomentar la necesidad de exámenes de prevención es tan importante, la mamografía bilateral, por ejemplo es la manera más común de obtener el diagnóstico precoz.

Ecografía mamaria

La mamografía bilateral es un examen realizado en las dos mamas de la mujer, vital para el descubrimiento precoz de un cáncer de mama. El procedimiento sirve para la selección, para desvelar si existe algún tipo de problema en el tejido de las mamas.

En la mamografía bilateral la mujer pasa por exámenes con aparatos de rayos X, que reproducen la imagen de cada una de las mamas.

Este examen necesita ser realizado por las mujeres a partir de los 40 años. La frecuencia recomendada es anual, y esa relevancia ha aumentado año tras año.

La mamografía bilateral es vital para la salud femenina

Cuanto antes el cáncer de mama es diagnosticado por un médico, mayores serán las posibilidades de recuperación plena de la paciente. Cuando se notan tejidos inusuales y densos, incluyendo masas, es posible pasar por pruebas adicionales.

El especialista puede solicitar nuevos procedimientos, como por ejemplo una resonancia magnética. El objetivo de estos nuevos exámenes sería la determinación de la causa de los resultados atípicos.

Otras formas de detectar este tipo de cáncer

Además de la mamografía bilateral, la mujer puede desarrollar otros hábitos en favor de su bienestar.

La American Cancer Society aconseja la práctica del autoexamen a partir de los 20 años de edad. El mejor período para la evaluación personal es entre tres y siete días después del ciclo menstrual. Este es ideal en función de los cambios hormonales.

Inicialmente, verifique cualquier cambio en el formato de sus mamas delante de un espejo. La siguiente fase de este examen es más simple y cómoda de ser realizada durante el baño. Aplicar el jabón también es útil por auxiliar en el contacto con la piel.

Es necesario también prestar atención a la hinchazón total o parcial de una mama, aunque no se observe nada en el autoexamen. De la misma manera, la paciente debe averiguar cualquier tipo de irritación u ondulaciones extrañas en su piel.

Por fin, es indicado buscar un médico de confianza al notar las siguientes señales: manchas rojas, el espesamiento de la piel, mucha presión en la mama o al sentir dolores en el seno.

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes