¿Cómo descubrir si el niño sufre de terror nocturno?

Rate this post

Las causas del terror nocturno todavía no están muy claras. Sin embargo, es una enfermedad que puede deberse a la inmadurez del sistema que se encarga de regular la actividad cerebral del sueño, y esto da como resultado una hiperactividad del sistema nervioso central durante esta actividad.

Este trastorno es mucho más común en los niños. Los adultos, durante un episodio, tienden a ser más agresivos y, a diferencia de los niños, a menudo recuerdan pequeños fragmentos de lo que ocurrió durante la noche.

Síntomas de los terrores nocturnos

En los casos infantiles, los niños pueden despertar gritando o llorando, actuar de forma violenta pero inconsciente y sin memoria de los hechos.

El terror nocturno se intensifica en cierta etapa, como 3 horas después de que el niño pueda conciliar el sueño, pasando por algunas fases antes de entrar en la fase de ondas lentas (entre el estado de alerta del sueño y el sueño delta).

En el terror nocturno el niño se puede levantar de la cama y gritar sin ninguna razón y vuelve a dormir como si nada pasara.

En niños la frecuencia de afectados por el terror nocturno es de un 3% a 6% mientras que en adultos es menor a 1%.

Pero ¿cómo apoyar quien sufre de estos terrores nocturnos? En el momento que se produzca, es necesario estar con la persona que sufre el episodio, protegerla y esperar que terminen los síntomas sin despertar.

El terror no durará más de algunos minutos. Por eso, especialmente en el caso de los niños, prefiera no despertarlos. Cualquier gesto brusco puede perturbar y dejarlo inseguro para dormir en el futuro.

El terror nocturno puede producirse por un periodo de tiempo esporádico o puede  durar más tiempo. En todos los casos, se debe consultar un médico especialista e investigar tanto los aspectos neurobiológicos, como psicosociales.

 

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes