Kinesiterapia en pacientes con cadera artificial

Rate this post

kinesiterapiaEs cierto que el paso de los años dota de experiencia y sabiduría a las personas, sin embargo la parte poco grata de este proceso es el desgaste natural y debilitación de los órganos vitales, músculos y huesos.

Las prótesis de cadera son una intervención común en personas mayores y para recuperar lo más que se pueda su movilidad, existen terapias kinesiológicas que pueden ayudarlos.

Con una prótesis en la cadera se puede padecer dolor y una reducción importante en la movilidad, es por eso que se deben seguir algunas indicaciones, conductas a evitar para mantener el estilo de vida. Para iniciar, en los días posteriores a la cirugía, usted debe evitar:

Cruzar las piernas: una acción tan sencilla como esta es la responsable de luxaciones en la prótesis, ya sea sentado o acostado de espaldas.

Sentarse en sillas bajas: al sentarse las rodillas no deben quedar más arriba que la cadera, de esta forma se evita una sobre-exigencia a la prótesis.

Inclinarse: al agacharse hacia adelante generalmente el cuerpo se inclina por sobre lo 90 grados lo cual puede provocar luxaciones en la prótesis.

Evite rotaciones de caderas: al girar debe girar el cuerpo en bloque, nunca mover el tronco dejando fijas sus piernas.

A las acciones que pueden resultar contraproducentes, se suman algunas recomendaciones como dormir boca arriba, sentarse y levantarse con mucha precaución, evitar fuerzas desmedidas y movimientos bruscos con el cuerpo.

Importancia de la kinesiterapia

Tras una cirugía de estas características es de suma importancia ponerse en manos de un especialista en la kinesiología. Esto se debe a que no basta con evitar esfuerzos físicos, además se requiere asesoría para realizar ejercicios localizados que ayuden a la recuperación.

Sólo el terapeuta puede guiar y aconsejar al paciente en el proceso de recuperación. La gracia de tener una prótesis consiste en mejorar la calidad de vida de la persona, por eso no se debe ver como una limitante a su vida cotidiana.

La asesoría de un experto lo que hace es ir poco a poco aprendiendo a vivir con un objeto ajeno incorporado al cuerpo, este al principio puede sentirse extraño y generar molestias, sin embargo con trabajo específico es posible llevar una vida normal, sin abusar de la capacidad física.

Es responsabilidad del fisioterapeuta determinar cuándo el paciente puede volver a caminar, cuánto tiempo debe hacerlo para no agravar su condición, y cuáles son los límites de sus capacidades.

 

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes