Cáncer Infantil: Diagnóstico precoz eleva al 90% la posibilidad de cura

Rate this post

Infelizmente, los pequeños también son víctimas del cáncer. Cada 1 millón de niños con hasta 15 años de edad, 140 sufren del mal que se caracteriza por la proliferación incontrolada de células anormales.

Sin embargo, las posibilidades de curación son altas, varían de 70% pudiendo llegar al 90% en algunos casos. Pero el éxito está relacionado directamente con el diagnóstico precoz y el tratamiento adecuado.

Considerada la segunda causa de mortalidad infanto-juvenil (de 1 a 19 años) – pierde sólo para aquellas relacionadas con accidentes y violencia – el cáncer de mayor incidencia es la leucemia.

Responsable del 30% de los casos de cáncer en la infancia, la leucemia afecta a las células blancas de la sangre y se desarrolla en la médula ósea. Su pico de incidencia es entre 2 y 5 años de edad.

En el escenario mundial, los tumores del sistema nervioso central figuran en el segundo de mayor afectación. Sin embargo, existen casos de cáncer de colon, pulmón, entre otros

También afectan a los niños el neuroblastoma (tumor de células del sistema nervioso periférico, generalmente localizado en el abdomen), tumor renal y otros.

Origen de la enfermedad

Cerca del 85% de los cánceres tienen origen genético. Cuando el niño, por ejemplo, recibe un gen bueno de la madre y un defectuoso del padre, asociado a factores que alteran el ADN, es más susceptible a desarrollar un tumor maligno en la primera infancia (de cero a 5 años).

Existen también los factores ambientales como una infección contraída por la madre durante la gestación. La ingestión de bebidas alcohólicas, el humo, la exposición a la irradiación como radiografía durante el embarazo también son factores de riesgo.

Según los hematólogos, durante el embarazo las mujeres tienen que evitar la proximidad con el alcohol y la gasolina, y deben tomar ácido fólico, pues cuando hay lesiones en el cromosoma la vitamina ayuda en el mecanismo de reparación del ADN.

A diferencia del cáncer en adultos, las enfermedades malignas como cáncer de colon y linfomas en niños son más fácilmente combatidas por ser predominantemente de naturaleza embrionaria.

En la infancia, el tumor actúa en células embrionarias, que aún no están maduras. Estas células se dividen más rápidamente. Como la quimioterapia actúa intensamente en ese ciclo celular, los niños, en general, responden muy bien al tratamiento.

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes