Cáncer de colon: cómo se desarrolla y síntomas

Rate this post

El cáncer de colon rectal puede ser resumido en tumores que acometen el intestino grueso que se subdivide en colon y recto.

Una característica importantísima de estos tumores es que la mayoría de ellos tienen origen en pólipos que son pequeñas elevaciones en la pared del colon o del recto y que crecen muy lentamente, pudiendo tardar muchos años para llegar a ser malignos.

Esto permite que los pólipos puedan ser identificados y retirados antes de convertirse en tumores malignos, a través de la colonoscopia.

¿Qué es el colon?

Es muy común confundir el colon con el intestino. Sin embargo, el colon corresponde a la parte central del intestino grueso, que posee otras dos partes más pequeñas, el ciego y el recto.

¿Qué es el Colon sigmoide?

Después del colon descendente, el colon se vuelve suelto, móvil con el formato de un “S” y se conecta al recto. El recto tiene aproximadamente 15 cm de longitud y se divide en tres partes: superior, media e inferior. La porción superior y media está situada después del colon sigmoide y la porción inferior va hasta el ano.

La importancia del colon

Aunque el colon es un órgano importante del sistema excretor, es también un órgano de digestión y una central de decisiones.

Ese sistema es responsable de la absorción de nutrientes, la producción de nutrientes valiosos como algunas vitaminas, administración de la flora intestinal y muchas funciones complejas que regulan la salud del cuerpo en su integridad.

Síntomas de cáncer de colon

Los síntomas de cáncer de colon y recto no son exclusivos, pueden aparecer en otras enfermedades. El hecho de tener uno o más de los síntomas aquí descritos no significa que tiene cáncer de colon y recto.

Los síntomas de cáncer de colon son variados, aunque las personas asocian casi siempre al sangrado al evacuar, porque es la señal más común.

Sin embargo, hay que estar atento que todas las situaciones siguientes son síntomas de cáncer de colon:

  • Diarrea o estreñimiento.
  • Sensación de que el intestino no quedó totalmente vacío después de evacuar.
  • Sangre en las heces.
  • Heces de consistencia diferente
  • Dolor o incomodidad por cólicos, sensación de estar hinchados o con gases.
  • Súbita pérdida de peso sin razón aparente.
  • Enorme cansancio sin causa aparente.
  • Náuseas o vómitos.
No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes