La importancia del tratamiento integral para la hemofilia

Rate this post

La hemofilia es una coagulopatía caracterizada por síntomas como sangrados por un largo período de tiempo, que pueden traer secuelas a partes del cuerpo e incluso llevar a la deficiencia física, comprometiendo articulaciones y miembros.

El diagnóstico trae a la rutina de la familia una serie de cambios y cuidados. Esto ocurre porque hasta aquellos pequeños tumbos que los niños llevan cuando están aprendiendo a caminar, que forman parte del aprendizaje y del equilibrio, para las personas portadoras de hemofilia no son inofensivos y podría significar muchos días en el hospital.

El diagnóstico de la Hemofilia se realiza, en general, cuando el paciente sigue siendo niño. La primera señal suele ser un hematoma grave o un sangrado intenso que deja a los padres en estado de alerta. La evaluación debe ser hecha por un hematólogo en centros de tratamiento integral.

Después del seguimiento del profesional y la realización de exámenes específicos, el médico dirá si el diagnóstico de la hemofilia se confirma o debe ser descartado.

Como el paciente que posee hemofilia posee la necesidad de un tratamiento continuo y, a veces, interdisciplinario, el tratamiento integral también permite una buena calidad de vida a los hemofílicos.

Los centros de tratamiento integral permiten no sólo las orientaciones necesarias para el tratamiento, sino también un seguimiento más a fondo del caso y de cada especificidad del cuadro clínico.

El seguimiento multidisciplinario a la persona con hemofilia es fundamental. Especialidades como la ortopedia y la fisioterapia ayudan en el tratamiento de los principales síntomas de la enfermedad, en el caso de las hemorragias internas que afectan a los músculos y las articulaciones.

Muchas veces, los movimientos de los pacientes son limitados por los sangrados en esos locales, lo que requiere un tratamiento más allá de la reposición de los factores. Lo ideal es que dentistas y psicólogos, entre otros especialistas, también integren los equipos de acompañamiento al hemofílico.

Las personas con coagulopatías, como la hemofilia, deben realizar consultas periódicas en los centros de tratamiento integral, con profesionales que conocen al paciente y el avance de sus síntomas. De esta forma, pudiendo tratarse con profesionales de diversas especialidades, los pacientes pueden tener una mayor calidad de vida y salud.

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes