Dieta cetogénica: solución y tratamiento para la epilepsia refractaria

Rate this post

La persistencia en la frecuencia de las crisis epilépticas después del uso de al menos dos medicamentos debidamente indicados para el tipo de epilepsia (focal o generalizada) , recibe la denominación de epilepsia refractaria o de difícil control de medicamento.

La epilepsia refractaria está presente en el 30% de los casos. Después de este diagnóstico, es posible hacer nuevos intentos con medicamentos diferentes, pero es imprescindible que el paciente sea orientado en cuanto a la posibilidad de asociar un tratamiento dietético (dieta cetogénica) al medicamento.

Al final, cuanto más precoz el inicio de la dieta, mayor es la posibilidad de remisión parcial o total de las crisis epilépticas y menos son necesarios los primeros auxilios.

Epilepsia y algunas soluciones

La dieta cetogénica busca controlar o reducir la epilepsia refractaria y sus crisis a través del aumento en la ingesta de alimentos fuente de grasa y reducción de los alimentos fuente de carbohidratos y proteína que deberán ser pesados ​​en balanza propia para alimentos, conforme orientación nutricional.

El nutricionista, a través de los exámenes y del análisis nutricional, se responsabilizará en desarrollar un menú personalizado y acompañar la evolución dietética y clínica del paciente.

¿Cualquier persona con epilepsia refractaria podrá hacer dieta cetogénica?

El médico neurologista o neuropediatra solicitará la evaluación de un nutricionista en el momento en que haga el diagnóstico y solicitará exámenes para verificar la presencia de posibles factores clínicos impeditivos.

¿Las mediciones antipilépticas en uso será mantenidas al iniciar la dieta cetogénica?

Generalmente se mantienen las medicinas anti epilepsia, sólo se pueden intercambiar algunas formulaciones, como por ejemplo, sustituyendo medicamentos en jarabes que contienen azúcar por comprimidos libres de carbohidratos en la composición.

 ¿La dieta cetogénica puede causar efectos colaterales?

Así como los medicamentos, la dieta cetogénica también puede causar efectos secundarios. Los más comunes son los de orden gástrico: estreñimiento, diarrea, náuseas y vómitos.

A largo plazo, es común el aumento en la concentración de colesterol y triglicéridos en la sangre con epilepsia refractaria. En menor incidencia, también es posible cálculos renales y esteatosis hepática (acumulación de grasa en las células del hígado).

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes