Todo lo que debes saber sobre reducción mamaria

Rate this post

Aunque es una cirugía menos buscada que la mamoplastia de aumento, la verdad es que la mamoplastia de reducción ha venido a ganar cada vez más demanda, principalmente por mujeres mayores de 40 años que buscan aliviar los dolores de columna y la mala postura, causadas por una vida con senos muy grandes y pesados.

¿Qué es?

Tal como el propio nombre indica, la mamoplastia de reducción es un procedimiento de cirugía estética cuyo objetivo es disminuir el tamaño de los senos. mamo

Esto se logra a través de una incisión en cada pecho, a través de la cual se retira el exceso de glándula, grasa y piel. A veces, la técnica de liposucción se utiliza en conjunto, para quitar la grasa que está más en la axila.

¿Por qué?

Las mujeres buscan disminuir su volumen mamario por varios motivos, siendo el principal para aliviar la incomodidad y los dolores en la espalda y / o cuello provocados por el peso del pecho.

La mamoplastia de reducción también mejorará la postura de estas mujeres, así como su autoestima y la forma en que ven y se sienten en su propio cuerpo.

¿Como es hecho?

La mamoplastia de reducción es una cirugía que requiere internamiento (1 a 2 días) y anestesia general, pudiendo tardar entre 3 y 4 horas. Si el volumen a reducir es poco, la incisión se hará sólo alrededor del pezón; si es una reducción significativa, una incisión se hace alrededor de la areola, en el surco mamario y otra en la zona que une a los dos primeros. Al quitar la glándula, grasa y piel excesiva, se confiere un nuevo contorno a los pechos, desplazando el pezón y la areola a una posición más alta y equilibrada.

Postoperatorio

Al final de la cirugía, se colocará una banda compresora alrededor del pecho que será removida, junto con los puntos, cerca de una semana después.

Los primeros días serán marcados por alguna molestia, contusiones, hinchazón, entumecimiento y piel seca, sin embargo, el médico recetará un analgésico para aliviar los dolores.

Podrá reanudar sus actividades normales (sin ningún esfuerzo físico) aproximadamente 2 semanas después de la intervención, mientras que el contacto físico con los senos o cualquier tipo de ejercicio físico no debe practicarse durante el primer mes. Al final del primer mes, la mayor parte de las contusiones, hinchazón y entumecimiento también ha pasado. Las cicatrices (en forma de “L” o de “I”), que son permanentes, tardan algunos meses en llegar a ser blancas y más discretas.

, , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes