El Embarazo después del bypass gástrico

Rate this post

El bypass gástrico es una de las formas más utilizadas para tratar la obesidad mórbida por ser eficaz a corto y largo plazo, principalmente cuando se tienen otras enfermedades asociadas, pues la cirugía proporciona una mejora en esas patologías.

Las mujeres que se someten a esta cirugía, en su gran mayoría, están en edad fértil y acaban por tener beneficios en la fertilidad después del procedimiento. Pero sabemos que se debe tener un cuidado mayor en esas pacientes que ya pasaron por ese tipo de procedimiento, pues corre riesgo de aborto, parto prematuro, desnutrición y desarrollo de deficiencias de nutrientes tanto en la madre como en el feto. grav1

Se recomienda que la mujer no quede embarazada en los primeros 12 a 18 meses después de la cirugía, ya que es el período de mayor pérdida de peso, pudiendo traer un perjuicio mayor para el bebé.

Después de la cirugía existe un aumento en la fertilidad, debido a la normalización de los niveles hormonales, control del Síndrome del ovario policístico, común en esas pacientes, regularización de la menstruación y ovulación, aumentando la fertilidad y la fecundidad.

La pérdida de peso trae consigo una mejora o resolución de algunos trastornos endocrinos y aumento de la actividad sexual en esos pacientes que pueden ser sorprendidos con el aumento en la capacidad de embarazarse principalmente en el período de mayor y más rápida pérdida ponderal.

Los estudios muestran que la disminución de peso reduce el riesgo de hipertensión arterial y diabetes gestacional, independientemente de si se ha realizado o no la cirugía bariátrica.

La salud de los niños

Las deficiencias nutricionales pueden prevenirse o revertirse con el manejo nutricional adecuado, pero los niños tienen una tendencia a nacer pequeños para la edad gestacional en esa población.

Lo ideal es que las deficiencias de micronutrientes sean prevenidas o corregidas antes de la gestación y luego después del procedimiento para inserir el bypass gástrico. Las deficiencias de hierro, ácido fólico, vitamina B12, calcio, vitamina D y proteína son las más comunes y pueden ocasionar complicaciones fetales como nacimiento prematuro, bajo peso al nacer, hipocalcemia neonatal o raquitismo, retraso mental fetal y retraso mental defectos del tubo neural.

Es interesante no sólo para los pacientes que desean quedar embarazadas, pero todos los pacientes que realicen esa cirugía que sean continuamente informados sobre la necesidad de ingestión de suplementación en el postoperatorio, además de acompañamiento nutricional, exámenes periódicos, y si es necesario, adecuar las dosis de vitaminas o minerales.

, , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes