Tratamientos inyectables en la cara: ¿cuáles están más en boga?

Rate this post

vacunaCada vez son más las mujeres y hombres  que llegan al consultorio o centro estético buscando un tratamiento de rejuvenecimiento  que sea lo mínimamente invasivo y no los exponga al bisturí. En este ámbito, los tratamientos inyectables han adquirido cada vez más demanda, destacando desde hace unos años los rellenos y toxinas inyectables.  

Según las estadísticas de la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos, durante 2016 las inyecciones de toxina botulínica tipo A y los rellenos fueron los dos tratamientos cosméticos mínimamente invasivos más realizados en Estados Unidos.

La Toxina Botulínica Tipo A es una proteína que relaja temporalmente el músculo en el que se aplica atenuando las arrugas de expresión, aquellas que se forman con el rostro en movimiento.

De acuerdo a este estudio, en el caso de la toxina botulínica tipo A -utilizada para evitar que los músculos se tensen haciendo menos evidentes las arrugas- se realizaron siete millones de tratamientos mientras que se hicieron 2.6 millones de procedimientos de inyecciones de relleno.

Las razones de la popularidad de este tipo de tratamientos inyectables para la cara se deben a su bajo costo y bajo riesgo, en comparación a otros métodos tradicionales como la cirugía plástica.

Tratamientos inyectables más populares

BOTOX es la marca comercial registrada de Toxina Botulínica Tipo A más estudiada y más utilizada en el mundo entero.  Se aplica mediante micro-inyecciones directamente en el músculo responsable de la formación de la arruga, en un proceso mínimamente invasivo, rápido e indoloro. Los efectos iniciales son visibles entre 48 a 72 horas después del tratamiento, y los máximos resultados a los 15 días.     

El ácido hialurónico es una sustancia producida naturalmente por el organismo, presente de forma principal en la piel. Es una de los tratamientos inyectables preferidos para rellenos faciales debido a su excelente perfil de eficacia y seguridad frente a los rellenos permanentes como el PMMA (Polimetilmetacrilato), cuyas complicaciones también son permanentes y pueden surgir, incluso, varios años después de su aplicación.

 

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes