Tipos de enfermedades respiratorias y cómo prevenirlas

Rate this post

enfermedades_respiratoriasLas enfermedades respiratorias se asocian habitualmente a la temporada de invierno, por cambio de temperatura y mayor concentración de virus en el ambiente. Sin embargo en verano no estamos completamente alejados de sufrir irritaciones de garganta, mucosidad fiebre y todos los malestares asociados.

Primero que todo, debemos señalar que se entiende por enfermedades respiratorias a aquellos padecimientos que afectan al sistema respiratorio, los que van desde simples molestias en la garganta hasta complejas enfermedades del sistema pulmonar. Entre los síntomas que se presentan durante una enfermedad respiratoria podemos mencionar: obstrucción nasal, dolor de garganta, de cabeza, de oídos, fiebre y agotamiento físico en general.

A las condiciones medioambientales e infecciones bacterianas se suma el trabaquismo como una de las principales causas de enfermedades respiratorias, especialmente del cáncer de pulmón. Es por eso que una de las medidas preventivas es no fumar ni permanecer demasiado en un ambiente de fumadores, ésto ya que los fumadores pasivos (quienes respiran en humo de un cigarrillo, sin fumar) corren el mismo riesgo que los fumadores de desarrollar una afección respiratoria.

Entre las enfermedades respiratorias más comunes podemos mencionar:

Resfriado común: es una infección respiratoria viral que el cuerpo combate por si sólo, dura entre 3 y 5 días y luego nuestras defensas se encargan de curarla. Los síntomas suelen ser dolor de garganta, fiebre, estornudos, tos y malestar general en el cuerpo, ante los síntomas y molestias se pueden ingerir medicamentos sencillos que se pueden adquirir incluso sin receta médica, aunque antes hay que consultar al médico para saber cuál es más efectivo.

Faringitis: acá se presenta irritación de la garganta del tipo viral o bacteriana, para combatirla se necesita de antibióticos los que deben ser recetados por un médico.

Amigdalitis: consiste en la inflamación de los ganglios linfáticos (amigdalas), que usualmente ayudan a eliminar gérmenes y bacterias, pero que al ser atacados por una infección ocasionan dificultad para digerir alimentos, fiebre, dolor de oídos y de cabeza.

Hábitos para prevenir enfermedades

Muchas de las enfermedades respiratorias más comunes, pueden ser evitadas si realizamos algunos cambios de hábito que ayudan a alejarlas de nuestro organismo durante el verano y más en invierno, cuando las condiciones climáticas favorecen los contagios. No debemos olvidar, que existen grupos de personas mucho más propensas a sufrir alguna de estas dolencias, como los niños menores de 5 años, los adultos mayores y también, aquellos pacientes que padecen enfermedades crónicas como la diabetes o la hipertensión, porque éstas debilitan el sistema inmune.

Algunas acciones que favorecen mantener un buen estado de salud, son las siguientes:

  • Alejarse de los lugares fríos y húmedos.
  • Cuidarse de presenciar espacios llenos de gente.
  • Abrigarse y evitar el frío.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura.
  • Lavarse los manos habitualmente.
  • Mantener la limpieza de los lugares que más se habitan, habitaciones, casa en general, oficina y escritorio.
  • Consumir alimentos ricos en vitamina C.
  • Descansar lo suficiente.
  • Tomar bastante agua.
  • Lleva siempre contigo pañuelos desechables.
  • Cubre tu nariz y boca con antebrazo al toser.

Estos sencillos consejos, te permitirán mantener alejado de las infecciones y posibles contagios, de padecer algún síntoma que indique que puedes estar resfriándote, evitar automedicarte y mejor, acercarse a un especialista.

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes